Todo lo que debes saber sobre el sérum

Los sérum son una parte esencial de la rutina cosmética y, aunque siempre nos asaltan dudas sobre dónde y cómo usarlos, también estamos bastante seguros de que contribuye a mejorar nuestra piel.

Nunca deberíamos tener dudas sobre cualquier producto que vayamos a aplicar en nuestra piel. Siempre debes saber qué es, para qué sirve y de que está compuesto, del mismo modo que haces con lo que tu cuerpo consume. Vamos a intentar aclarar las ideas del confuso mundo de los sérum faciales y entender el producto a fondo.

En primer lugar, ¿qué es un sérum facial?

Sabes que es parte de la rutina de cuidado de la piel, sabes que la publicidad alaba sus propiedades y sabes que mejora tu piel, pero ¿qué es?

El sérum facial se caracteriza por su alta concentración de ingredientes activos, por su rápida absorción y por la penetración en las capas más profundas de la piel. Su acabado no graso permite la posterior aplicación del tratamiento cosmético habitual. La idea detrás del uso de sérums es permitir que los ingredientes activos penetren profundamente en la piel y trabajen su magia.

Mientras que las cremas hidratantes están hechas con ingredientes pesados que trabajan en la superficie de la piel, los sérum faciales coreanos se componen de moléculas más pequeñas, lo que permite que el producto penetre más profundamente. También se utilizan para combatir problemas específicos de la piel como arrugas, hiperpigmentación, acné, etc.

¿Cuándo se usa el sérum facial?

El primer paso para cualquier cuidado de la piel es siempre limpiarla profundamente. La idea es que, además de la limpieza, podamos obtener el máximo beneficio de los productos al permitirles penetrar profundamente en la piel. Es preferible utilizar un método de limpieza doble que asegure que no queden impurezas en la piel.

Una vez terminada la limpieza, el siguiente paso es aplicar una capa de tónico. Los tónicos son extremadamente importantes ya que el método de doble limpieza puede alterar el valor del pH de la piel. Los tónicos equilibran el pH al rango deseable y también evitan que la piel se irrite.

Si eres un amante convencido del cuidado de la piel y te encanta hacer toda la rutina de diez pasos, adelante con ella, pero para alguien que sigue cinco pasos o una rutina de mínimos, el siguiente paso después del tónico es, sin duda, ¡el sérum facial! Podemos utilizar un sérum distnto por la mañana y por la noche, es uno de los pasos de la rutina facial que más te va a gustar.

Después del sérum no debemos olividar la crema hidratante, que nos ayudará maximizar los efectos del este y es muy importante saber que estos NO son intercambiables, es decir, por utilizar un sérum no significa que ya no debamos utilizar una crema hidratante. Utilizar el sérum y después la crema ayudará a que el sérum penetre mejor y a que maximizemos su eficacia, ya que la hidratante creará una capa protectora en las capas más externas de la piel y el sérum trabajará en las más profundas.

¿Cómo aplicar el sérum?

Los sérum generalmente se presentan en una pequeña botella con un gotero. Se deben aplicar unas gotas en las mejillas, la frente, la nariz y la barbilla, puedes poner 2 o 3 gotas en tu mano y luego introducirlo en tu piel o puedes aplicarlo diretamente con el gotero, teniendo cuidado de que este no entre en contacto con nuestra piel. Extiende suavemente el suero por cara y cuello, con pequeños toques hasta que la piel lo haya absorbido. Y un consejo, si calientas las manos frotándolas una contra otra antes de extender el sérum, contribuirás a que penetren mejor sus los ingredientes activos.

Se utiliza después del tónico (o de la esencia si aplicamos una rutina coreana al completo) y antes de la crema hidratante ya que los productos se deben aplicar dependiendo de su densidad, primero los más liquidos y desués los que tengan más consistencia.

¿Qué lleva un sérum?

Los sérum coreanos están compuestos por una gran cantidad de ingredientes, y sería muy difícil recopilarlos todos. En términos generales, están cargados de vitaminas e ingredientes activos que funcionan tanto para el cuidado general de la piel como para cuidados específicos. Estos tres ingredientes están siempre presentes en cualquier sérum:

  1. Antioxidantes: son los ingredientes que contribuyen a reducir las líneas finas y el envejecimiento de la piel gracias a un alto contenido en nutrientes y ayuda a que la piel se regenere. En general incluyen antioxidantes como el cacao que lo puedes encontrar en nuesto Cacao Moist and Mild Serum o el té verde que lo encontrarás en el Deep Green Tea Serum.
  2. Antiinflamatorios: como su nombre indica, los ingredientes antiinflamatorios ayudan a calmar la piel irritada. Uno de los ingredientes más beneficiosos es la centella asiática, la cual pueden encontrar en nuestro sérum Centella Aqua Soothing Ampoule
  3. Hidratantes: Los sérum sirven para hidratar la piel y no serían buenos si no incorporaran un potente ingrediente hidratante. Algunos de ellos son aminoácidos, ceramidas, ácidos grasos, ácido hialurónico, vaselina, ácido salicílico y alfa-hidroxiácidos. Uno de nuestors sérums más hidratante es el Triple Hyaluronic Moisture Ampoule en el que encontramos ácido hialurónico en sus tres pesos moleculares, dotando a la piel de una hidratación muy profunda.

Entonces, ¿sérum si o no?

Si bien la cosmética coreana es sobre todo conocida por sus completas rutinas de diez pasos, si tuviéramos que elegir un solo producto en el que valga la pena invertir, este sería sin duda un buen sérum. Porque están formulados con una alta concentración de potentes ingredientes activos, por su textura fluida que facilita la penetración del producto y porque abordan una gran variedad de problemas de la piel. Además, ¡los sérum coreanos se encuentran entre los mejores en el mundo!

Deja un comentario